10 Cosas que le molestan a tu pareja

Loading...

10 Cosas que le molestan a tu pareja.

1 – EL SUPLICIO DEL ESPEJO.
¿Te miras en el espejo durante mucho tiempo o muy seguido? Esta costumbre seguro le sacará una mueca a tu pareja. Pero el colmo es cuando preguntas “¿Qué piensas de este vestido? o peor “¿crees que estoy gorda?”
2 – TÚ Y TU GATO.
Tal vez no le encante que tengas un gato o simplemente le sea indiferente. Lo que le molesta es cuando comienzas a hablar con tu mascota y crees que te responde maullando ¡y para colmo traduces lo que te acaba de decir!




3 – ¡DE TAL MADRE, TAL HIJA!.
Si eres el retrato de tu madre no necesariamente es una ventaja, sobre todo si copias sus malas costumbres… ¡ten cuidado!
4 – TOMARLO POR UN NIÑO.
Infantilizar a tu pareja nunca es bueno. Humillarlo, probar que eres mejor que él o entrar en un juego de competencia ¡tampoco!
5 – ¡BLA BLA BLA!.
Tu insoportable manía de hablar todo el tiempo puede terminar irritando a tu pareja. Los chismes de la oficina, la nueva falda de tu colega o los problemas sentimentales de tu cuñada… ¡no le interesan para nada!




Loading...
Loading...
6 – EL MAQUILLAJE.
El tiempo que pasas maquillándote lo hace alucinar. No comprende por qué tienes que monopolizar el baño tanto tiempo pues a él le gustas así, natural.
7 – ¿ÉSTA O ESA?.
Siempre le sorprenderá tu constante indecisión entre dos vestidos antes de ir a trabajar o de salir a algún sitio. Y lo que le exaspera de verdad es que decidas volver a cambiarte cuando él ya cerró la puerta. “¡No tardo, estaré lista en cinco minutos!”




Loading...
8 – EL PROBLEMA DE TU EX.
Tu pareja no quiere oír hablar d tu ex. En verdad mientras menos sepa, mejor para él. Y nunca se te ocurra pronunciar ni siquiera el principio de la frase “Mi ex decía…..”
9 – CORREGIR LO QUE HACE.
Cada uno contribuye a las tareas del hogar pero tú no puedes evitar corregir lo que él hizo y hacer las cosas a tú manera. ¡Un insulto! Así que mejor piensa: “lo que está hecho, está bien hecho”.
10 – ESCOGER SU ROPA.
Antes de salir escoges la ropa que quieres que él se ponga… ¡hasta los calzoncillos! Piensa, haces lo mismo con tus hijos ¡deja que decida solo!.




Loading...