Activistas piden que a Obama lo juzgue el Tribunal de La Haya.

En Washington, unos activistas políticos han colgado en el Puente Memorial de Arlington una pancarta de despedida dedicada al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a quien responsabilizan de la muerte de miles de personas en diferentes partes del mundo, informa la cuenta de Twitter Washington Online.

Con este acto, esos contestatarios han querido despedir “al asesino Barack Obama”, al que consideran “culpable” de la muerte de “miles de personas inocentes en Libia, Siria, Yemen y Ucrania” y de comenzar “numerosas guerras sangrientas”.



En la pancarta, que ha aparecido instalada en un lugar próximo a la sede del Pentágono, aparece una imagen de Obama acompañada del texto ‘Adiós, asesino’.

Los responsables de la iniciativa estiman que el mandatario no mereció ganar el Premio Nobel de la Paz y que su “verdadero premio” le aguarda “en el banquillo del Tribunal de La Haya”.